Publicidad

Primero manifestaciones de estudiantes, ahora los indignados

Manifestación en Londres contra el alza de las matrículas universitarias

En el recuerdo aún estaban los violentos incidentes que se produjeron el año pasado, aunque en esta ocasión la marcha transcurrió de manera pacífica en la ciudad de Londres. Las tasas académicas se han triplicado, una matrícula que antes costaba 3.000 libras esterlinas ahora cuesta 9.000.

Algunas opinones al respecto:

“ Nuestros profesores están siendo despedidos, nuestra educación cada vez recibe menos. No tenemos los recursos que necesitamos, así que tenemos que pagar más por menos. Esto no es aceptable”

“ Básicamente, necesitamos proteger nuestra educación y lo que está haciendo el Gobierno es un escándalo”

En Trafalgar Square, algunos jóvenes lograron instalar sus tiendas de campaña, pero la policía les desalojó sin contemplaciones para evitar otro episodio similar al vivido en la catedral de San Pablo, pero esta vez, en el distrito de la Bolsa.

Los indignados de Londres abren un “banco de ideas”

Con este hecho comienza ahora una batalla judicial con el ayuntamiento de Londres, que necesita la autorización de un juez para llevar a cabo el desalojo, algo que podría tardar por seguro varias semanas. “No podéis desalojar una idea”, se puede leer en las pancartas de los acampados.

Los indignados de Londres abrieron al público un “banco de ideas” en un antiguo bloque de oficinas vacío de la entidad financiera UBS, que ocuparon el jueves pasado en el barrio de Hackney, en el este de la capital.

El movimiento de manifestantes anticapitalistas, que también acampa a los pies de la catedral de San Pablo en pleno distrito financiero de Londres, ha organizado una serie de eventos para celebrar su inauguración como charlas, debates y actuaciones.

“Es simbólico para nosotros porque sabemos que muchas casas han sido embargadas y es completamente injusto que espacios como este estén abandonados y sin ocupar”, explicó Spyro Van Leemen, uno de los manifestantes de 27 años.

Los manifestantes han pasado la noche limpiando dos de los cuatro pisos del edificio de oficinas para poder abrir al público el espacio, donde estarán prohibidas las drogas y el alcohol.

“El banco de ideas albergará un programa de eventos donde las personas podrán comerciar con creatividad en lugar de con dinero”, explicó a la BBC Sarah Layler, de “Occupy London”.

Un portavoz del UBS corroboró que esa entidad tiene “constancia de la situación” e indicó que van a adoptar “medidas adecuadas”.

La movilización londinense conocida como “Occupy London” se inició el 15 de octubre dentro de una convocatoria internacional contra los excesos del sistema financiero.

El bloque de oficinas del UBS es ya la tercera zona tomada por los “indignados”, que acampan también en Finsbury Square, al norte de Londres y en las inmediaciones de san Pablo, en pleno centro financiero de la capital.

La negativa de los manifestantes a abandonar su campamento a los pies de la catedral anglicana ha provocado un enfrentamiento con las autoridades municipales, que la semana que viene llevarán el asunto al Tribunal Superior de Londres, que deberá tomar una decisión sobre el desalojo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>