Publicidad

Riesgos del mercado de divisas

riesgo del mercado de divisasLas empresas inversoras entran en los mercados de divisas para realizar y recibir pagos internacionales. Como consumidores de negocios, las empresas cambian su moneda nacional por billetes utilizados en bancos extranjeros con el fin de adquirir bienes. Como vendedores, las empresas multinacionales toman fondos de los mercados de divisas para convertir los ingresos en el extranjero a su divisa nacional. Tenga en cuenta que los riesgos en estas comercializaciones abundan, para mantener y aumentar sus ganancias, las empresas trabajan para predecir y minimizar los riesgos en el intercambio de divisas.

Las empresas identifican los riesgos en estos cambios según la evolución desfavorable de las tarifas que pueden producir pérdida del poder adquisitivo y sus ganancias. Por ejemplo, las empresas que ocupan su divisa nacional para adquirir bienes importados pierden poder adquisitivo ya que las tasas de intercambio de divisas caen. Por otra parte, las corporaciones multinacionales hacen que las ventas internacionales y sus ganancias aumenten cuando las tasas nacionales de intercambio de divisas se aprecien.

En ese momento, sus productos exportados se vuelven más caros para los compradores extranjeros. Por otra parte, los ingresos en el extranjero son menos valiosos cuando se convierten de nuevo a su divisa nacional.

Efectos

divisas

Para prefigurar las tendencias y gestionar los riesgos, las empresas deben entender las fuerzas económicas detrás de los tipos de cambio. Las fuertes economías nacionales, se traducen en mayores apreciaciones en el mercado de divisas. Cuando la economía de un país es fuerte, la gente codicia su divisa y esta es vinculada a su país. Por el contrario, los inversores tienden a liquidar estas tenencias de activos en medio de la recesión. En la recesión económica los tipos de cambio de divisas se reducen significativamente.

Las empresas deben reconocer que las implicaciones políticas asociadas con los tipos de cambio pueden afectar sus resultados económicos. Por ejemplo, las tasas de cambio en las divisas pueden dar lugar a déficits comerciales nacionales, ya que los bienes exportados son ahora más caros. En respuesta, los líderes del gobierno podrían legislar los altos aranceles y cuotas estrictas a las empresas extranjeras.

Estas medidas están diseñadas para proteger la economía nacional, a expensas de las empresas extranjeras. Más allá de la legislación, los ciudadanos de una nación pueden ser abiertamente hostiles hacia las empresas multinacionales que parecen estar explotando el país para obtener beneficios materiales. La reacción de los consumidores y las protestas son más probables que  ocurran durante la recesión, cuando los tipos de cambio nacionales son débiles.

Los negocios globales y los mercados de divisas son susceptibles a las fluctuaciones constantes. En medio de un colapso económico global, los bancos se niegan a prestar, los mercados de valores chocan en su comercialización y las divisas nacionales se deterioran de forma significativa. Es importante tomar en cuenta todos estos datos, con el fin de poder obtener una buena respuesta a su comercialización en el mercado de valores.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>